MONTGOMERY CLIFT Y LO QUE PUDO HABER SIDO

Hoy voy a dedicar un artículo especial a Montgomery Clift, un actor estadounidense que nació en Omaha (Nebraska) un 17 de octubre de 1920. Como curiosidad, Clift y Marlon Brando (que casualmente nació en la misma ciudad de Nebraska), fueron conocidos popularmente en Hollywood como “Los gemelos de oro”, por su rápido ascenso al estrellato. Empezó con tan sólo 13 años a brillar en los escenarios de Broadway en los que cosechó sus primeros éxitos que le servirían de pasaporte para viajar diez años más tarde a Hollywood, donde rodaría su primer largometraje, “Río Rojo”, junto a John Wayne. Este fue un rodaje complicado debido al repudio que sentían tanto Wayne como el gran Walter Brennan hacia la homosexualidad de Montgomery. Se dice que se mantuvieron alejados del joven actor durante todo el rodaje. Clift se sintió ofendido por los ideales de los dos actores, llegando a rechazar en 1958 un papel en “Río Bravo”, también dirigida por Howard Hawks y con la presencia de Wayne y Brennan. Finalmente ese papel fue a parar a Dean Martin. El biógrafo de Montgomery declara que éste no era exactamente homosexual, sino que era bisexual afirmando que «Monty durmió tanto con hombres como con mujeres, esperando descubrir sus propias preferencias sexuales». Añade que su madre «habla sin problemas sobre la homosexualidad de su hijo: ‘Monty se dio cuenta de que era homosexual muy pronto. Creo que tendría doce o trece años».



En la imagen vemos a Montgomery Clift
confesando su homosexualidad a John Wayne,
que asustado de tenerle detrás, cambia la cara
y mira hacia el horizonte.

Volviendo a su carrera como actor, logró su primera nominación a los Oscar en 1948 por “Los ángeles perdidos”. A partir de este momento se convertiría en un ídolo, no sólo por su carisma y personalidad ante las cámaras, si no también por el fervor que producía su atractivo entre el público femenino. Más tarde también sería nominado por “Un lugar en el sol” (1951), “De aquí a la eternidad” (1953) y "¿Vencedores o vencidos?" (1961).

El 12 de mayo de 1956 se produjo un acontecimiento en la vida de Clift que cambiaría por completo su futuro. Sufrió un grave accidente de coche cuando salía de una fiesta en casa de su amiga Elizabeth Taylor. Ambos estaban rodando por aquellas fechas “El árbol de la vida”. Como consecuencia de este desafortunado incidente, Montgomery fue sometido a cirugía plástica, y tras unas semanas volvió para terminar el rodaje. Es peculiar ver en “El árbol de la vida” las dos caras de Clift, la de antes y después del accidente. Tras el percance con el coche empezó a abusar del alcohol y los calmantes, sumergiéndose en una espiral de autodestrucción que la gente ha considerado "el suicidio más largo vivido en Hollywood". He indagado y conseguido la narración de lo que sucedió aquella noche relatado por Kevin McCarth, un actor amigo que iba delante del coche de Clift guiándole por la carretera ya que estaba anocheciendo y se había levantado un poco de niebla. Además, se rumorea que Montgomery había bebido más de la cuenta.

"De pronto miré por mi retrovisor y vi que Monty (Montgomery Clift) estaba demasiado próximo. Se me ocurrió que iba a gastarme una de sus habituales bromas, dando un golpecito a mi coche. De modo que pisé el acelerador. El coche de Monty parecía casi encima del mío. Me pegunté si sufriría un ligero desvanecimiento y me asusté. Pero estábamos en plena curva y era peligrosa. Nos desviamos, rechinando los neumáticos en a oscuridad. Detrás de mí vi las luces de los faros de Monty oscilando de uno a otro lado de la carretera y luego oí un estrépito terrible. Una nube de polvo apareció en mi retrovisor. Corrí e aquella dirección. El coche de Monty aparecía arrugado contra un poste de telégrafo. Olía a gasolina y el motor seguía funcionando. Conseguí estirarme por la ventanilla y apagar el motor pero no veía a Monty. Corrí hacia mi coche e iluminé con sus faros el de Monty. Entonces lo vi enroscado bajo el salpicadero. Tenía el rostro desgarrado, como una pulpa sanguinolenta: le creí muerto. Volví a la casa temblando y golpeé en la puerta. ¡Ha sucedido un terrible accidente. No sé si Monty vive o ha murto, buscad una ambulancia, rápido!, grité. Mike Wilding y yo tratamos de evitar que Elizabeth nos acompañara, pero ella se revolvió contra nosotros como una tigresa. ¡No, no. Voy a ver a Monty!, gritó. Y se precipitó por la colina. Cuando llegó, el coche estaba tan aplastado que no podía abrirse la puerta delantera, de modo que Liz se introdujo por la puerta posterior y reptó sobre el asiento. Le cogió la cabeza a Monty y la puso sobre su regazo. Monty estaba semiinconsciente y exhaló un gemido. Entonces empezó a atragantarse, señalándose el cuello: tenía dos dientes incrustados en la garganta. Entonces ella introdujo sus dedos y le arrancó los dientes. De no ser así, en ese preciso momento, Montgomery Clift hubiera muerto asfixiado.”

Cuando se recuperó, “Monty” le regaló los dos dientes engazados en oro como recuerdo. El doctor Rex Kennamer ayudó a sacar a Clift del coche y recuerda como vivió aquél momento:

"Fue un milagro que viviese. Sangraba desde profundos desgarrones en la mejilla izquierda. Tenía la nariz rota, la mandíbula y aplastado el seno nasal. También sufría conmoción cerebral. No se le hizo cirugía plástica cuando ingresó en quirófano. Se le reconstruyó principalmente la mandíbula".

Montgomery Clift logró sobrevivir aquella noche aunque para muchos murió (metafóricamente) mientras se desangraba en aquel coche, ya que tras ese accidente nada volvió a ser igual.

Como conclusión pienso que Montgomery Clift fue un grandísimo actor, poco valorado en la actualidad y casi olvidado, por lo que jamás será una leyenda como John Wayne o Henry Fonda. Bien es cierto que si aquél accidente que condicionó por completo su trayectoria no hubiera ocurrido, podría haber estado a la altura de los más grandes. En sus últimos años le dolió en el alma no poder seguir actuando. Él decía que era lo único que sabía hacer.


Filmografía:
Río Rojo (Red River, 1948)
Los ángeles perdidos (The Search, 1948)
La heredera (The Heiress, 1949)
Sitiados (The Big Lift, 1950)
Un lugar en el Sol (A Place in the Sun, 1951)
Yo confieso (I Confess, 1953)
Estación Termini (Terminal Station, 1953)
De aquí a la eternidad, (From Here to Eternity, 1953)
El árbol de la vida (Raintree County, 1957)
Lonelyhearts (Lonelyhearts, 1958)
El baile de los malditos (The Young Lions, 1958)
De repente, el último verano (Suddenly Last Summer, 1959)
Río salvaje (Wild River, 1960)
Vidas rebeldes (The Misfits, 1960)
¿Vencedores o vencidos? (Judgment at Nuremberg, 1961)
Pasión secreta (Freud, 1962)
El desertor (The Defector, 1966)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada